Aquella tarde

Recuerdo aquella hermosa tarde
en que cada sonrisa tuya
imitaba las la alegria de una llama ardiente

recuerdo las palabras tuyas
tan tiernas y llenas de vida
tanto como en el cielo las estrellas

recuerdo cada risa tuya
llena de alegria y felicidad
opacada por el ocaso del sol
pero que era mas linda
por el brillo de tus lindos ojos

recuerdo una y mil cosas mas
cosas de las que nunca me he de olvidarme
hoy te digo con mucha alegria
que eres lo mas hermoso que me ha pasado en esta vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *