Cuentame al oido

Cierra la puerta
ven y siéntate cerca
que tus ojos me cuentan
que te han visto llorar.

Llena dos copas
de recuerdos de historias
que tus manos aún tiemblan
si me escuchan hablar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *